Humanitäre Cuba Hilfe e.V.  
Medizinische Hilfslieferungen, humanitäre, kulturelle und politische Projekte, Informationsarbeit

www.hch-ev.de

HCH: Humanitäre Cuba Hilfe
- ein Stück menschlicher Solidarität jenseits politischen Kalküls und ideologischer Starre, Begegnungen zwischen Menschen -


Cubanischer Oldtimer Cubanische Kinder spielen Schach Trombonespieler auf Cuba Cubanische Hausansicht Aufforderung das Embargo zu stoppen


Die spanische Presse Diaro Medico über das Diabetesprojekt

08 de octubre de 2003

Alberto Bartolomé

Una ayuda vital para el diabético en Cuba


En nueve de las catorce provincias cubanas no existían centros de día de formación para el paciente diabético. Para solucionar esta situación, la Fundación Diabetes y la Word Diabetes Fundation, en colaboración con la ONG alemana Humanitäre Cuba Hilfe, van a poner en marcha una red de centros de atención a diabéticos.


En Cuba existen 305.000 diabéticos; muchos apenas reciben atención especializada, no se les imparte educación diabetológica y los médicos de primaria apenas están entrenados para atender a las complicaciones derivadas de la enfermedad. Para solucionar esta carencia, la Fundación Diabetes, con la colaboración de la World Diabetes Fundation (WDF) y de la ONG alemana Humanitäre Cuba Hilfe ha puesto en marcha una iniciativa para fortalecer los centros de educación y atención al diabético.

El objetivo es establecer un centro de educación y atención a la persona con diabetes en cada una de las nueve provincias cubanas que hoy no cuentan con ninguno: La Habana, Villa Clara, Ciego de Avila, Camagüey, Isla de la Juventud, Cienfuegos, Sancti Spiritus, Las Tunas y Granma. Además, la iniciativa modernizará el centro de referencia nacional en diabetes adscrito al Instituto Nacional de Endocrinología de Cuba.


En Cuba eran necesarios centros de atención y de formación al diabético

Calidad
"El proyecto afectará radicalmente a la calidad del tratamiento del diabético en la isla. Se inaugurarán nueve centros de atención especializada en diabetes. Es una iniciativa tangible, ya que hay que comenzar por rehabilitar los edificios y proporcionar tanto equipamiento médico como muebles", ha afirmado Rafael Arana, director de la Fundación Diabetes.

El plan, que cuenta con una financiación de 320.000 euros (53.243.000 pesetas), aportados a medias por la Fundación Diabetes y la WDF, formará además a médicos de primaria para que conozcan mejor la diabetes, su diagnóstico, sus métodos de control y los últimos avances en el tratamiento.

El principal problema para la atención diabética en los países en vías de desarrollo no es sólo la obtención de insulina, que únicamente es necesaria para los diabéticos de tipo 1 -la minoría- sino que apenas se tratan las complicaciones y no se da formación preventiva, lo que redunda en el incremento de complicaciones: retinopatías, pies diabéticos o problemas renales.


En Cuba eran necesarios centros de atención y de formación al diabético
"Que el proyecto sea sostenible, la existencia de una contraparte local, la cofinanciación y el respaldo de las autoridades son los requisitos que la WDF propone para respaldar cada uno de los proyectos. Este cumple todos los requisitos, porque cuenta con el apoyo de la Fundación Diabetes, recibe la colaboración del personal de Humanitäre Cuba Hilfe en la isla y, una vez puesto en marcha, será asumido por el Instituto de Endocrinología de Cuba", ha afirmado Leif F. Jensen, director de la WDF.

Desde 1995 la ONG alemana Humanitäre Cuba Hilfe lleva mandando material y realizando el proyecto en la isla. La primera incursión en el campo de la diabetes se realizó en 1999 con la puesta en marcha de un centro en Pina de Río, provincia de Cárcenas. Pero el proyecto se quedaba pequeño y no atendía las necesidades de la población diabética en todo el país. "Con la colaboración de la WDF y la Fundación Diabetes podremos abrir 10 centros nuevos en cinco años, se tratará a 150.000 personas y se formarán 700.000 para mejorar el control de su enfermedad", ha dicho Bern Kiefaber, médico y presidente de Humanitäre Cuba Hilfe.

Autoridades
Para que un proyecto de cooperación funcione es vital el apoyo de las autoridades locales, más aún si es en Cuba. En este caso, el Ministerio de Salud en la figura de los directores provinciales y el Instituto Nacional de Endocrinología de Cuba van a respaldar la iniciativa, y dentro de tres años asumirán los costes de la red de centros; tanto los salarios del personal contratado, como los del material corriente. "Este compromiso es muy importante y ayudará a la sostenibilidad del proyecto, porque cada nuevo centro tendrá en nómina un endocrino, y recibirá interconsultas de cardiólogos y nefrólogos. De los 305.000 diabéticos que hay en Cuba, 277.588 son de tipo 2. La obesidad es el mayor problema para los enfermos de la isla, no por exceso de grasas, sino de calorías. Con un control adecuado y permanente de la dieta se reducirían la mayoría de los efectos secundarios".

Una epidemia en el tercer mundo
200 millones de personas en el mundo padecen diabetes; cuatro quintas partes viven en países en desarrollo. "Dentro de 25 años la cifra será de 370 millones de personas, el doble de la actual. Será una epidemia", ha explicado Leif F. Jensen, presidente de la World Diabetes Fundation. "Las ayudas se dirigen a la malaria, la tuberculosis o el sida y es comprensible; sin embargo, las más mortíferas no son éstas, sino otro grupo en el que está la diabetes. La primera causa de amputación de miembros en el Tercer Mundo no son las minas antipersonas, es la diabetes".

Muchas veces se ha calificado a esta enfermedad como de ricos. Para Jensen este adjetivo no es apropiado, debido a que los problemas que la causan se han trasladado al Tercer Mundo: "La población está migrando masivamente a las grandes ciudades, existen grandes desequilibrios en su nutrición y las tasas de ejercicio son ínfimas. Además, se da con frecuencia la malnutrición entre las mujeres embarazadas, lo que provoca el desarrollo de diabetes tipo 2 en sus hijos".